Desde Crayon facilitamos el camino de las compañías hacia la Nube proporcionándoles un extenso catálogo de soluciones cloud y una amplia experiencia en consultoría y servicios. De la mano de SAM-iQ y Cloud-iQ, nuestros partners de canal tienen la oportunidad de convertirse en socios de valor para sus clientes al ser capaces de reducir sus gastos y simplificar el aprovisionamiento de licencias y recursos cloud contratados.

Sam-iQ

Es una plataforma digital que permite a los partners analizar, revisar y administrar el entorno SAM (Software Asset Management) de sus clientes en Azure. Proporciona acceso a una gama única de servicios, herramientas y contenido de capacitación.

SAM-iQ cuenta con un equipo de desarrolladores que la optimizan continuamente. Sus capacidades avanzadas minimizan los riesgos económicos, legales y reputacionales vinculados a una mala gestión de los activos SW.

Cloud-iQ

Esta plataforma digital e integrada permite cubrir todo el ciclo de vida de los recursos tecnológicos en la Nube, lo que evita a los partners incrementar sus equipos de marketing, ventas u operacionales ni subcontratar a terceros.

Desde Cloud-iQ es posible:

    • Gestionar compras o suscripciones con precios de primera garantizados.

 

    • Realizar aprovisionamientos de forma rápida, fácil y eficaz

 

    • Facturar fácilmente todos los consumos. Cloud-iQ automatiza este proceso a partir de reportes en Azure clasificando sus datos por producto, subproducto, periodo de tiempo (semanas, meses…), promedio de gasto y costes por cliente final. Su eficacia es sobresaliente. Una compañía puede invertir 2-3 días en entender un reporte de Azure. Con Cloud-iQ este proceso se realiza en 3 horas.

 

    • Acceder a soporte integrado e incluso premier para los CSP (Cloud Services Providers). Crayon es ‘Azure Expert MSP’. Ningún mayorista del mundo cuenta con esta exigente certificación, que destaca a Crayon como proveedor de servicios experto en Azure, no solo como revendedor y especialista en la gestión de activos de software.

 

    • Aplicar Business Intelligence con un cuadro de mando automático digital incorporado. Los administradores pueden analizar los consumos y detectar escenarios de mejora. Por ejemplo, descubrir recursos activados para procesos de desarrollo/prueba ya finalizados; o pasar de modelos de pagos por mes a instancias reservadas para sistemas con altas capacidades de uso y recurrentes en el tiempo, algo que reporta ahorros del 40%-60%. Este servicio de BI es una ventaja de negocio capaz de reducir el 30% de los costes, lo que significa aumentar un 30% el margen del partner para crear negocio con sus servicios.

Cloud-iQ es gratuita para los partners de Crayon y responde al compromiso ético corporativo de aportar el máximo valor y la excelencia a la operativa a nuestros socios.